Farishta 1993 de Marc Pastor

jueves, 18 de mayo de 2017



Marc Pastor es, actualmente, uno de los mayores referentes de la literatura catalana de ciencia ficción y fantasía. Después de haber leído dos de sus libros (y con dos más esperando), cuando se publicó Farishta no tuve ninguna duda de que quería leerlo. Y encima, Marc Pastor viene al Celsius, así que Alex (Donde acaba el infinito), Dani (Boy with letters) y yo tuvimos la excusa perfecta para perdernos por las islas paradisíacas del Pacífico con Farishta. Hemos publicado la reseña el mismo día para que podáis comparar nuestras opiniones, pero  ahí va un mini spoiler: Todos hemos disfrutado muchísimo con la lectura. Sin más dilación, vamos a la entrada.

Farishta recibe su nombre por su protagonista, una adolescente afgana que fue adoptada por un alto rango militar ruso y vivió en Rusia patria querida hasta la muerte de sus padres. Ahora ya es mayor de edad y tiene la libertad de hacer lo que quiera, sin ataduras ni responsabilidades. Por eso, cuando a principios de 1993 le ofrecen un trabajo en unas islas paradisíacas del Pacífico, un trabajo en el que cobra bien y en el que apenas tiene que hacer nada, Farishta lo ve como una oportunidad que no puede dejar escapar.

El libro, escrito en forma de diario, nos mete de inmediato en la cabeza de Farishta y eso le da un punto de vista muy interesante, pues no podemos conocer nada que la protagonista no conozca. No solo eso, sino que además las primeras páginas nos muestran muy bien su personalidad. La construcción de carácter se basa en esas primeras páginas y va explorando más capas de profundidad a medida que Farishta tiene que afrontar la situación en la que vive, muy lejana a lo que serían unas vacaciones en una isla casi desierta. También ayuda a determinar el tono y el tempo del libro. Farishta es un personaje carismático y creíble y en todo momento de la lectura da esa sensación de estar leyendo un personaje real, con sus problemas, sus vicios y sus miedos. Pastor sabe muy bien cuando acelerar la trama para mostrar que ella está nerviosa, cuando frenarla para que Farishta se recree en lo que disfruta, etc. Las mismas relaciones que tiene con el resto de personajes las vemos, casi exclusivamente, desde el punto de vista de Farishta y por lo tanto, desde su filtro.

La historia en sí tiene la clara marca Pastor. Tiene toques de ciencia ficción muy interesantes (y que van sorprendiendo al lector), pero es sobre todo un thriller que se va acelerando y que nos lleva, con el corazón en la mano, durante toda la trama. El libro te incita a seguir leyendo, a no separarte de  sus páginas hasta que no lo has acabado. Este ritmo cada  vez más frenético no significa que pierda de vista todo lo que hace grande a la novela. Por un lado, las referencias culturales (sobre todo musicales y literarias) que pueblan la novela (al igual que pasaba con L’any de la plaga) y que sacan el lado más friki del lector (al descubrir todas esas referencias y sentirse identificado con ellas). Por otro lado, las relaciones entre los personajes, que están tan bien caracterizadas como la propia Farishta, y que hablan de temas muy interesantes como los límites del tiempo o las relaciones paterno-filiales. Y por último, los elementos de ciencia ficción relacionados con los viajes en el tiempo y que hacen uno de los usos más magníficos que he visto de estos en una novela.


En conclusión, Farishta es otro libro que se una a la estantería del Corvovers y que demuestra que Marc Pastor ha venido para quedarse como uno de los referentes de la ciencia ficción catalana y a la vez, borrar toda frontera del género. Como siempre os digo, si tenéis la oportunidad, leedlo en catalán, que es como se disfruta más. Y si no, leedlo igualmente. De hecho, no sé qué hacéis aún aquí, en mi blog, cuando podríais ir a conocer a Farishta. Os lo aseguro, vale mucho la pena. 

Otras reseñas del Proyecto Celsius:
Donde acaba el infinito
Boy with letters

A falta de playa, buena es la piscina xD.

1 comentario :

  1. ¡Hola!
    Tengo que leerlo, me llama mucho y mas aun despues de tu reseña :D La foto en la piscina, genial jaja
    Besitos^^

    ResponderEliminar