Vencer al dragón de Barbara Hambly

martes, 16 de mayo de 2017


Descubrí Vencer al dragón gracias a Brandon Sanderson. Pese a que la idea de poner su frase en la portada no acaba de convencerme, sí es verdad que yo, como muchos otros, nos enteramos de la existencia de esta novela gracias a la promoción que le hizo el autor de Nebraska durante su paso por la Eurocon (y en otras entrevistas anteriores).  Seguramente sino hubiera sido por esa entrevista, habría enterrado Vencer al dragón entre los mil libros pendientes. Pero esa forma de describir el libro me llamó tanto la atención que, en cuanto lo conseguí, no pude evitar devorarlo.

Jenny es una hechicera muy consciente de las limitaciones de su poder. Casada con John Aversin, el Vencedor de dragones, y madre de dos hijos, siempre ha compaginado su maternidad con la búsqueda de poder y el estudio de la magia. Sin embargo, cuando llega Gareth, con la petición del rey para John de matar a un dragón, Jenny decide acompañarlos.

Se ha descrito a este libro como una historia que rompe las convenciones del género y creo que cumple con esa etiqueta en su mayor parte. Es una novela rompedora de estereotipos por que muestra las visicitudes de una mujer de mediana edad que ha tenido que dividir su tiempo entre el amor hacia su familia y su profesión. Un tema que fácilmente se puede extrapolar a nuestros días y que es uno de los leiv motiv de la novela. También rompe las convenciones del género con John y Gareth, dos personajes que parten de un prototipo pero que rápidamente demuestran ser mucho más complejos. Aunque esta complejidad se ve más reflejada en la evolución de Jenny que en cualquier otro, eso no quita que tanto John como Gareth son personajes mucho más interesantes que los prototipos de los que parten. No pasa eso mismo con Zyerne, quien me ha parecido mucho más irreal y caricaturesca que el resto.

Otro elemento que me ha gustado y que se ve sobre todo al principio, es el choque entre la realidad y la fantasía. Cuando Gareth descubre que todas las historias que ha devorado son irreales y fantasiosas, cuando descubre que la persona a la que admiraba es un ser real y no un personaje de leyenda, el mundo se le cae encima. Este contraste entre el Vencedor de dragones de la leyenda y el John Aversin real, es muy interesante y contiene una crítica velada hacia todas aquellas novelas épicas en las que los personajes son más una figura mítica que una persona real. Una manera de distanciarse de la épica de Tolkien qué, por otro lado, parece influenciar en muchos otros elementos la novela. Pueden verse varios paralelismos entre El hobbit y toda la historia del dragón, aunque en este caso tanto la resolución como el conflicto me han parecido más cercanos que en El hobbit, en el cual todo tiene un aire más de épica lejana.

Pero mientras que la novela logra innovar en cuanto a personajes y su evolución, haciendo de hecho una crítica a la novela clásica de fantasía, no pasa tanto en la historia que va paralela a la historia de Jenny. Y es que toda la problemática de Bel es interesante en un principio, pero se hace algo previsible (y se alarga en demasía para mi gusto) hacia el final. Parece que Hambly no tiene claro en qué enfocarse y acaba añadiendo páginas para completar las dos historias, cuando, para mi gusto, una necesita más páginas que la otra. En cambio, la trama paralela, la que nos muestra las visicitudes de Jenny y su relación con el dragón, esa trama es mucho más interesante y hasta habría preferido que tuviera aún más protagonismo en el libro. 

Eso no quita que la sensación general de la novela haya sido buena. Me ha gustado muchísimo conocer a Jenny y a John, he disfrutado con sus diálogos bien escritos, con la historia bien plasmada y con el tema del habla. Aunque su estilo se hace un poco confuso en las escenas finales, eso no empaña que, en general, Vencer al dragón es una buena historia. Aún así, no puedo quitarme de la cabeza que, llevada al siguiente nivel, habría sido una obra maestra. 

Otras reseñas del libro:
Book-eater
Crónicas literarias


2 comentarios :

  1. Ay, de verdad, no sé qué hacer con este libro xD
    Me llama mucho (será por la edición porque Sanderson a mi no me acaba de convencer xD), pero las reseñas que he leído siempre le ponen sus pegas. De todas maneras parece que el balance en general ha sido bueno....
    Si es que al final me hacéis caer xDD
    Un bsote!

    ResponderEliminar
  2. Tarde o temprano este va a caer. Y es que solo por la bibliofilia hay que hacerse con toda esta colección. Aunque probablemente me coja antes el de Tad Williams, por temática y atracción. Un abrazo^^

    ResponderEliminar